Publicado: 08/06/22 10:59 Categorías: Biología molecular

Con la llegada del verano, la preocupación por el control de Legionella aumenta. Su capacidad para crecer y diseminarse a través de cabezales de ducha, grifos, sistemas de tuberías, torres de refrigeración de edificios y plantas industriales, hacen que se disparen las alarmas por esta bacteria gramnegativa, ya que en esta época se le da mayor uso a estos sistemas hídricos.  

  

¡Peligro, Legionella!  ¿Cómo se detecta? 

  

La importancia clínica de este patógeno, y el aumento de su detección en aguas de consumo en los últimos años han propiciado la inclusión de medidas de evaluación y de reducción del riesgo de este microorganismo en actos legislativos como la Directiva (UE) 2020/2184.  

  

El método tradicional de la ISO 11731 requiere de numerosos pasos que varían en función del tipo de muestra, pero que en rasgos generales consiste en la concentración de la muestra (mediante filtración por membrana o centrifugación), dilución, pretratamiento y siembra directa. Además, la siembra se realiza en varios medios; complicando más, si cabe, el proceso. 

El método tradicional tiene una reproducibilidad pobre y además ofrece poca sensibilidad a cepas distintas de L. pneumophila. 

  

 

  

Condagene® VS el método tradicional 

  

Desde Condalab, presentamos una alternativa rápida y fiable a los métodos de detección tradicionales de Legionella. 

 

Se trata de la línea de productos Condagene® , basada en la detección del microorganismo patógeno mediante qPCR.Este sistema, permite realizar la detección hasta diez veces más rápido que con el método tradicional establecido por la norma ISO 11731.   

  

 

  

La detección por qPCR permite además la cuantificación del patógeno en las muestras, lo que puede ser de gran utilidad al realizar controles o a para abordar un brote. 

  

Condagene® Legionella permite su detección rápida y fiable en 48h. La detección del patógeno mediante qPCR es altamente específica y sensible, por lo que seríamos capaces de detectar el patógeno con un volumen menor de muestra y con una menor interferencia del resto de microorganismos de dicha muestra, ya que sólo amplifica y detecta el ADN del microorganismo diana. Nuestro kit sigue las especificaciones de la norma ISO 12869 para detección y cuantificación de Legionella por qPCR.  

  

El protocolo de uso de Condagene ® Legionella simplifica enormemente el flujo de trabajo del método tradicional, constando únicamente de tres pasos: concentración de la muestra, extracción del ADN, para la cual puede emplearse el Kit de Extracción Rápida Condagene® y amplificación por qPCR.  

  

El Kit de Extracción Rápida Condagene® incluye todos los reactivos necesarios para la extracción y purificación del ADN en una sola botella; y permite acelerar todavía más el proceso de detección. Ante un brote el tiempo es un factor crucial y la agilización de los procesos de detección puede marcar la diferencia.  

  

Esto se traduce en una menor carga de trabajo en el laboratorio y en la obtención de resultados altamente específicos en menos de 48h 

  

Condagene® Legionella es tu mejor aliado para el control y la detección rápida en caso de brote. Si deseas saber más sobre este y otros productos de la gama Condagene®, no lo dudes y visita la web del producto.